ORDEN Y LIMPIEZA MÁS ALLÁ DEL CORONAVIRUS

limpieza

Cuando éramos más chicos (o no tanto) varias veces nos habrán llamado la atención para que ordenemos y limpiemos nuestra habitación, y probablemente no lo hayamos hecho. O si lo hicimos quizá no con la energía con la que lo hacemos en estos días, en los que la higiene juega un papel fundamental desde principios del 2020.
 Pero más allá de tener que mantener nuestro lugar limpio para cuidar nuestra salud, ¿cuáles son los verdaderos beneficios del orden en nuestra vida? Cuando una persona es ordenada, ese orden se convierte en un hábito, y estos hábitos comienzan a llevarse a cabo incluso sin darnos cuenta, por lo que ahorramos muchísimo tiempo y energía en tomar la decisión de llevarlo a cabo. Es decir que los hábitos relacionados con el orden nos hacen ser más productivos y esa es una de sus principales ventajas. 

CONCENTRACIÓN

Por otro lado si dejamos de lado las distracciones propias del desorden, podremos estar más enfocados en la tarea que estamos realizando. Los especialistas hablan de que todo desorden que hay en nuestro lugar de trabajo a nivel físico, luego se traduce a un desorden mental. Cuando el panorama visual está desordenado, nuestros pensamientos también se desordenan, es así de sencillo. 

AHORRO DE TIEMPO

Muchas veces no sabemos dónde ubicar las cosas que terminamos de usar y decidimos dejarla en algún lugar aleatorio que dependerá del puro azar en ese momento. El problema no es solo el desorden que generamos, sino también el tiempo que perdemos cuando queremos volver a utilizar ese objeto. Lo peor es que no nos damos cuenta que tomando una sencilla decisión de cuál es el lugar correcto para ubicar cada objeto, luego no tendremos que volver a pensar en ello, y nuestra única tarea será volver a colocarlo en su lugar. Es decir, pensar una vez, para no tener que volver a pensar nunca en lo mismo, ahorrando muchísimo tiempo y energía.

EVITAR ENFERMEDADES

Probablemente el riesgo de contraer la enfermedad de moda nos haya hecho olvidar, a la fuerza, que hay muchísimas otras enfermedades que se transmiten por la falta de limpieza e higiene tanto en nuestro lugar de trabajo como en nuestro propio hogar. Es indispensable el lavado de manos constante con agua y jabón, antes y después de ir al baño o jugar con nuestra mascota y, sobre todo antes de cocinar. Si bien lograr este hábito se volvió algo dentro de todo sencillo por culpa del COVID, es importante entender que nos traerá muchos beneficios en nuestra vida en general, una vez que este virus nos deje. Lavar las frutas y verduras, junto con la ventilación de los diferentes cuartos de nuestro hogar son también buenas herramientas para prevenir problemas por falta de limpieza.

En Masterson junto a nuestros aliados Grupo Onesta, somos expertos en este sector. Entre nuestros clientes contamos con más de 150 edificios en Montevideo, teniendo una amplia experiencia de más de 15 años en el sector. Nuestra empresa se caracteriza por brindar la mayor tranquilidad y confianza a nuestros clientes.